Saltear al contenido principal


Mejor precio garantizado


Late check out hasta las 11

Entrada al circuito spa en el Park Hotel San Jorge




DÓNDE COMER EN PLAYA DE ARO, COSTA BRAVA

Como en la mayoría de localidades costeras, la gastronomía de la Costa Brava es el resultado de un pasado de pueblos pescadores y de un presente volcado en el turismo. Las playas idílicas rodeadas de la naturaleza más mediterránea invitan a paellas y a pescado fresco. Desde los apartamentos Cliper by Park Hotel San Jorge en Playa de Aro te contamos dónde y qué comer en la zona.

También, puede interesarte leer nuestra sección sobre qué hacer en la Costa Brava.

Dónde comer en Playa de Aro

Cada año nacen nuevos restaurantes en la Costa Brava con propuestas gastronómicas de lo más interesantes. En playa de Aro, una de las mejores localizaciones de la costa de Girona, los encontrarás tanto en la calle principal como en el paseo marítimo, justo al lado de nuestros apartamentos.

Si lo que te apetece es comer arroz y productos de proximidad en un entorno inmejorable, te invitamos a venir al restaurante Mar Brava de nuestro hotel de 4 estrellas superior Park Hotel San Jorge. Con vistas y acceso directo a dos de las calas más famosas de la zona, Belladona y Cap Roig.

Alarga la comida con una copa mientras ves como se pone el sol, reservas un tratamiento con masaje en el spa o disfrutas de la piscina como cliente del hotel o de los apartamentos Cliper.

¿Qué comer en la Costa Brava? Platos típicos

La paella, los productos del mar o la fideuà son algunos de los platos con más demanda en la Costa Brava, pero la tradición incluye también muchos productos vegetales. No por nada es tan famoso el “mar i muntanya”, “mar y montaña” en español, un mix delicioso de marisco, carne y embutidos, guisado todo junto hasta coger un sabor exquisito.

Estos son otras de las recetas más típicas de la región listadas en un orden completamente aleatorio. ¡Todas están igual de buenas!:

  • Gambas de Palamós a la plancha con aceite y perejil. O gambas rojas con suquet de rape y patatas. Increíble en todas sus variedades.
  • Buñuelos de bacalao.
  • Cualquiera de los arroces hechos con el arroz cultivado en Pals.
  • “Recuit de drap” con miel. El recuit es un tipo de queso que, durante su proceso de elaboración, se envuelve en un trapo y de ahí el nombre (“trapo” es “drap” en catalán).
  • Pan con tomate y anchoas de l’Escala o embutido, preferentemente cualquier variedad de butifarra: blanca, negra e incluso dulce, una variedad que casi solo se consume en esta área de Cataluña.
  • Esqueixada de bacallà. Un plato fresco y muy refrescante, hecho a base de bacalao, cebolla, pimiento verde, pimiento rojo y olivas negras.
  • Escalivada con pimiento, berenjena y cebolla.
  • Arroz negro con mejillones a la tinta de la sepia o el calamar. Un imprescindible del verano.
  • “Espardenyas” o “cogombres de mar”. Cocinadas de cualquier manera, están estupendas, aunque suelen ser bastante caras (si bien durante mucho tiempo no fueron tan valoradas y las consumían casi exclusivamente los pescadores).
  • Erizos al natural o con diversas salsas. Cuanto más frescos mejor.

Es difícil escoger un plato de la lista, así que te recomendamos visitar regularmente la Costa Brava para poder probarlas todas.

Volver arriba